lunes, 9 de abril de 2007

El policía de la esquina

Muchas mañanas, cuando leo las páginas policiales de los diarios mientras desayuno unos mates con tostadas o cuando paseo a mi perro, por ejemplo, y veo al policía que me impusieron como custodia, fantaseo con que se me cumple uno de mis deseos: que vuelva el vigilante de barrio de cuando yo era chico. No exactamente el mismo, obvio. Porque eso sería interrumpir una plácida jubilación bien merecida. Me refiero a ese símbolo que se paraba en la esquina y cuidaba la cuadra. El que nos saludaba por nuestros nombres, o le decía a nuestras madres que se quedaran tranquilas, que estábamos jugando por ahí, que él nos cuidaba. El botón que siempre contradecía al tango y no se piantaba de la esquina ni con la garúa más unánime. Para eso quiero la policía propia, para recuperar esas raíces, para que los vecinos conozcan a los hombres que los cuidan. Que no se miren con desconfianza, como con bronca... Quiero una policía accesible, que se acerque al ciudadano, y que éste sienta que su esfuerzo y su trabajo sirven para controlar algunas circunstancias que puedan oscurecer la armonía de la convivencia. Cuando camino por la calles de Palermo, o cuando saludo a Luisito, el de la Parrilla de al lado de mi casa, pienso que el mejor policía no es el que detiene a los delincuentes después de ocurrido el hecho, sino aquel que ayuda también a prevenir el delito. Una cosa más: ¿no les gustaría que en un futuro cuando nos hablen de más policías no sintamos más miedo?

Este comentario está ilustrado por Huadi para La Nación.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué buen tipo que sos. Te adoptaría si no fuera porque ya tenés madre.

carlos dijo...

La policía de barrio puesta en practica en España hace un par de años a dado sus frutos, siempre que hablemos de señores con preparación y con predisposición a proteger al ciudadano bienvenida sea, la considero una propuesta acertadísima pues la sola presencia de un policía intimida a los malhechores.

Carlos Lollo

Gise dijo...

En estas elecciones, los 3 candidatos (mas destacados) intentan conseguir votos con el asunto de la seguridad, me parece un tema, que segun estudios, es lo que mas preocupa a los vecinos, pero a caso, nadie sabe, que lo que prometen respecto a eso, mucho no pueden hacer, dado que ese es un tema que depende de la nacion??

ADRIANA dijo...

Por mas que quiera, el tema de la policia propia no sera muy posible, ya que es un tema que depende de la nacion.
Por que No cambian el discurso... Por favor, cosas claras y concretas no como macri y su famoso "salto al bache" claro!!! el lo salta (yo ese gesto lo entiendo como que se abre de gambas para con los problemas de los vecinos) en vez de mostrarse tapando esos baches con un poco de cemento... que bien amigo de la Fortaba debe ser....

Anónimo dijo...

Yo desconfío que pueda hacerse aunque apoyaré la medida en tanto y en cuanto que se DISUELVA la Guardia Urbana.
Este cuerpo es inútil y, encima que es evidente la mala imagen que tiene entre la población, ahora lo ponen a hacer infracciones de tránsito.
La policía debe ser un cuerpo armado no militarizado pero que infunda seguridad y respeto. Al contrario de la GU que parecen promotores de Bronceador.

Crespo dijo...

Todo muy lindo, muy emotivo, a mí me encantaría tener una policía así.

Pero.. ¿qué hacemos con la manga de delincuentes de la Federal, que nos roban día a día? ¿Los volatilizamos? ¿Los mandamos a jugar al Poliladron al Cerro Uritorco?

Creo que un dirigente político debe ser menos idealista y un poco más práctico, no le parece, ¿Sr. Telerman?

Anónimo dijo...

me parece exelente. hace tiempo que nesitamos una seguridad mejorada, acorde con la cantidad de gente ( y por ende de delicuentes) que hay es esta ciudad, y si bien si es un tema que depende de la nacion, buenos aires es una ciudad autonoma, y la ciudad mas poblada en todo el pais, deberiamos poder ejercer presion suficiente, como para conseguir algo que todos necesitamos con urgencia, hace tiempo

Anónimo dijo...

Todo muy lindo pero muy utópico.No se puede seguir mintiendole a la gente porque el tema de policia propia depende de la voluntad de los legisladores nacionales.