lunes, 16 de abril de 2007

Volver a los ochenta

La vanguardia oscura de esa década contradictoria y salvaje que fueron los ochenta. Yo todavía me dedicaba al periodismo en el programa ómnibus Badía y Compañía ¿se acuerdan? y ellos eran esa troupe irónica y ecléctica liderada por Luca Prodan que desbordaban el estadio de Obras. El jueves pasado en River, Germán Daffunchio y Ricardo Mollo se dieron un abrazo y de fondo sonaron las gaitas irlandesas de Crua-chan. Fue un lujo, realmente. Y ellos pusieron punto a final a casi 20 años de desencuentros entre Divididos y Las Pelotas, desde la muerte de Prodan. Confieso que me hubiera gustado estar ahí.

La foto está tomada de Clarin.com y es de Gustavo Garello

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Aguante Hombre Teler
te bancamos a morir!!

Çesar dijo...

La verdad fue una fiesta increible... El reecuentro fue muy muy emotivo... lo vi en otras noticias también...
Yo fui a River el domingo, que tocó Aerosmith. Fue realmente alucinante...
Pero me animo a decir que me hubiese gustado un poquito mas haber estado ese día...

Suerte Jorge en lo que hagas... Me pareces bastante serio y responsable...

Anónimo dijo...

Es loco que el jefe de gobierno comparta el mismo sentimiento que los miles de tipos que vieron en las imagenes del noticiero el retorno de SUMO!!!
saludos

Juan dijo...

A mi me gustaría que este tipo de eventos los produjiese otro tipo de empresas y no los que venden la bebida que genera mas muertes en jóvenes de hasta 35 años. Creo que que la gestión cultural de la ciudad de Buenos Aires tiene los recursos para hacerlo y limpiar a estos festivales de logos contradictorios.

satur dijo...

te acordas cuando existia el under? ahora no existe mas porque todos los lugares posibles para esa practica estan cerrados o cooptados por el gobierno...

queremos lugares donde tocar, por fuera del gobierno y las empresas.
queremos tocar!