sábado, 30 de junio de 2007

Campaña sucia y la política como proyecto personal

Si bien los análisis contra fácticos pertenecen al terreno de las conjeturas académicas, varios comentarios periodísticos y políticos de estos días señalan que si el gobierno nacional me hubiese apoyado a mi se le hubiera podido ganar a Mauricio Macri. Por lo que he leído y escuchado, aún dentro del propio gobierno nacional hubo quienes abonaron a esa teoría, críticos asimismo de su propio gobierno por su desempeño durante la campaña.

Un poco de historia: Es cierto que durante un tiempo busqué la posibilidad de tener algún nivel de acuerdo con el kirchnerismo. Pero no con el objetivo de juntar fuerzas en contra de alguien, sino porque estoy absolutamente convencido de que la política requiere de alianzas y acuerdos que hagan más potente la acción de gobierno. Busqué tener ese respaldo, pero en un espacio de coincidencias y autonomía. Nunca acepté la idea de ser un mero delegado o una relación de sumisión. Nosotros creamos un espacio con ideas e identidad propias y desde allí quería el apoyo, sin disolvernos en otro.
No estoy diciendo nada nuevo: las mayores democracias del mundo son aquellas que presentan coaliciones políticas unidas a través de acuerdos y no fragmentadas en múltiples propuestas.
Pero deben ser eso: alianzas, acuerdos, coaliciones, sin sometimientos de todos a uno.
Siempre fue mi vocación y convicción la construcción de un espacio político y una fuerza autónoma e independiente en la ciudad de Buenos Aires, en la cual no tenemos inconvenientes en reconocer las políticas del gobierno nacional con las que estamos de acuerdo, pero también expresamos con la misma claridad nuestras diferencias respecto de lo que no nos gusta.

Sin embargo, a medida que se acercaron las elecciones se hizo visible para todos algo que sabíamos algunos: que el objetivo esencial del sector porteño del kirchnerismo (sino de todo, al menos del que representa Alberto Fernández) era conseguir que yo no ganara. Ante la evidencia de que no solamente no sería posible ningún nivel de acuerdo sino que comenzaba a manifestarse –con acciones y declaraciones- una durísima campaña en contra de nosotros, busqué otros acuerdos que permitieran, por un lado, ampliar nuestra base de sustentación y, por otro, contar con la base parlamentaria elemental para respaldar nuestro actual y, en ese momento eventual, próximo gobierno.
Tan claro y evidente fue el objetivo del sector que representa Alberto Fernández, que en la noche del 3 de junio celebraron el resultado de su combate contra mí y el sector que me acompaña, aun cuando era bastante evidente la derrota que les esperaba el 24 de junio, en la segunda vuelta.
Las semanas previas a la primera vuelta, se generaron unos niveles de ataque, tensiones, conflictos, denuncias, crispación y caos en la ciudad, promovidos desde ese espacio, de manera clara y abierta. Las consecuencias fueron las crecientes dudas de la ciudadanía acerca de la capacidad que yo tendría para gobernar bien en ese contexto. Se creó la idea que a mi no me sería sencillo gestionar y, en consecuencia, provocaron que un importantísimo sector de los votantes, indecisos o no, cansados de esa situación, se volcaran hacia Macri. Esto último, sin dejar de reconocer la gran cantidad de votantes que eligieron a Macri en la primera vuelta por adhesión a él, sin otra consideración que la de creer que hará un buen gobierno.
Decidí, en esos momentos, no hablar con la crudeza y claridad que muchos me sugirieron, porque consideraba que eso no haría sino echar más leña a la hoguera de un conflicto creado para perjudicarme.

¿Cuánto influyó en todo ese proceso la pésima relación política que tengo con Alberto Fernández, no de ahora sino desde hace años? Seguro que mucho; reforzado, sin dudas, por la beligerancia que hace bastante tiempo también tiene Aníbal Ibarra hacia mí. Ustedes se preguntarán si tanto influyen las cuestiones personales en la toma de decisiones políticas. No debiera ser así, pero en una situación como la que vivimos, sin fuerzas políticas organizadas, con conducciones individuales y cerradas que conceden y retiran poder a su antojo, sin discusiones de cuadros, con todas las limitaciones que sabemos….sí, lamentablemente es así. De cambiar eso también se trata la acción política. De impedir que siga constituyéndose únicamente como un proyecto personal o de pequeño grupo. Hoy, las estructuras políticas son inexistentes y las decisiones que se imponen finalmente son aquellas que se toman a título personal. Odios personales e irracionales como los que describo dominan una agenda en la que poco o ningún lugar queda para las discusiones relevantes.

Predominó la perversa idea de que “ya que no podemos ganar, que prime nuestro odio antes que el interés por la ciudad”. Era evidente que preferían dar por perdida la elección antes que ganemos nosotros. Contra toda esa estrategia individual, sin ideología sino recelos y resentimientos personales, de la noche a la mañana ese sector intentó constituir una falsa opción para la segunda vuelta como si se tratara de una confrontación contra la DERECHA. Francamente, esa apelación me parece de una inconsistencia indefendible.
Ese telón de fondo, fue el que determinó, aunque no de manera excluyente, mi prescindencia en la segunda vuelta.
Lo que nosotros estamos construyendo en Buenos Aires no es una alternativa que no se plantea como tema central la referencia a otros. No nos unen espantos, ni creemos que definirse a favor o en contra de otro es suficiente.
Para nosotros, el mundo no se divide de forma binaria. No hay dos formas únicas de ver el mundo o de pensar la política. Ni hay dos formas únicas de pensar la ciudad. Hay otras alternativas y la nuestra es una de ellas. No hay resentimiento ni despecho, sino una nueva manera de decir “Vean, nosotros somos otra cosa”.
Mucha gente lo entendió así y lo expresó con su apoyo en la primera vuelta. Muchos de ustedes lo entienden así y lo expresan a diario participando de este espacio con sus comentarios.

Voy a seguir construyendo y participando de elecciones para intentar ganarlas. Pero si eso no sucede, ni Buenos Aires ni el mundo se acaban.
Ojala las nuevas circunstancias políticas y estos resultados electorales hagan recapacitar a todos en relación a la fuerza con la que amplísimos sectores de la sociedad rechazamos la falta de diálogos respetuosos en la política, o el criterio impostado de “leales y enemigos” o las consignas “Nosotros o el caos”.
Si estos cambios suceden, siempre estaré dispuesto a conversar con aquellos con los que podamos ponernos de acuerdo en un modelo de ciudad y en valores que promover.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido amigo Jorge, vamos a estar acompañandote siempre porque sos la única persona que pone valores a la política de la ciudad... para encontrar algún caso de esa pasión por lo que uno hace en el gobierno tenemos que leer libros de historia.
Como parte de tu equipo quiero que sepás que nunca te voy a dejar transitar solo el camino y que siempre voy a estar ahí para no dejarte caer.
Estoy muy agradecido por haberme dejado acompañarte en este maravillosos caminos que hicimos todos los de tu equipo. Y... les digo a todos que volveremos para mostrar lo que hoy el 70 % de la ciudad no nos dejó mostrar.
Te queremos hermano y no te nos caigas, que un tropezón no es caida.

Juan.

BondiUrbano dijo...

Ok Jorge. Pero en un punto interviene la política. Vos estuviste en la tele junto a Beatriz Sarlo. Separadamente, se habló de este tema. Y Sarlo puso mucho énfasis en esto, en que en un punto, hay que intervenir políticamente, desde lo personal o lo institucional.
Por eso me parece que, pensando hacia adelante, tenés que hablar de Alberto Fernandez y de Ibarra. No en términos personales sino políticos: hablar sobre cómo querés construir vos y sobre cómo construyen ellos.

Te felicito por la iniciativa del protocolo de transición. En este país somos apenas un puñado de personas a las que les interesa las cuestiones republicanas y, en ese sentido, la iniciativa la valoro como un acto fundacional.

Abrazo !

Rizosfera dijo...

me pone muy contento que continues escribiendo y coincido es que una alianza hubiese sido lo mejor.
Saludos.

Raquel Barbieri dijo...

Hola Jorge,

Es tan claro lo que expresaste acá, que ni preguntas caben.

Me duele la cabeza después de haber leído ciertos párrafos (tema Fernández, Ibarra, etc.), y lamento una cosa: Que por rumores provenientes de gente perteneciente/cercana al gobierno, hayas perdido algunos votos.

Yo creo que Mauricio y Gabriela van a trabajar; de hecho, se ven gente entusiasta y concreta.
No me parece que vayan a quitar nada de lo que vos pusiste (no lo veo a Macri como un tipo de ésos que destruyen lo que construyó su antecesor). En definitiva, todos tenemos que ayudarnos en esta transición porque estamos involucrados, nuestros camarotes están dentro del mismo barco, y es el interés de todos nosotros el seguir haciendo cosas por Buenos Aires.

Si la gente que te apoya empieza a decir que se siente desolada, se queda inmóvil y eso no le sirve a nadie. Lo que digo, vale para mí también.

Es parte de la vida el tener que acostumbrarnos a situaciones nuevas todos los días, y no por no obtener el resultado que esperábamos en un principio, sucumbir como si toda esperanza futura hubiera muerto. Todo lo contrario: Esto sirve para que cada uno de nosotros acomode las piezas de su puzzle personal y sepa bien con qué proyecto se siente más identificado.

Además, la vida puede tenerte reservado algo mejor, (aunque te parezca poco probable en este momento) algo que todavía ni vos mismo sabés qué es. Ya sé que no estoy diciendo ninguna novedad, pero es lo que creo y es el momento en que siento que tengo que decirlo.

Muchas veces, nos sentimos tristes con un resultado que nos sorprende malamente, pero empieza a pasar el tiempo y todo comienza a adquirir sentido y el panorama se aclara paulatinamente.
Y lo mejor de todo, es haber podido pasar, haber podido hacer y seguir haciendo.

En fin, me parece sincero todo lo que decís, y todavía estoy sorprendida de que tengamos un blog como medio de comunicación. Es tan loco todo...

Muchos saludos,

Raquel:)

el_kin dijo...

Jorge, yo se que es dificil, pero es necesario hacer el luto y mirar hacia adelante.

Hubo fuerzas contra las que no pudiste luchar, pero tambien hay que ser objetivo para ver que se cometieron varios errores.

Lo importante ahora, al margen de analisis de elecciones perdidas, es focalizarse en lo mejor para Buenos Aires en estos meses de transicion que quedan.

Un fuerte abrazo.

Ele dijo...

Sr. Jefe de Gobierno, yo no lo he votado pero felicito su actitud por demás democrática. Al igual que la mayoria de los porteños he votado un cambio, tal vez no por su persona sino por su entorno. No soy quien para hacer sugerencias pero porque no envia mensaje de texto a Espacios Públicos? Es tan solo un ejemplo. Le deseo lo mejor. Un fuerte apretón de manos virtual. Elena De Gennaro edg1401@hotmail.com

Cristian dijo...

Yo siempre lo dije eso, Jorge... La campaña que realizó el gobierno en tu contra fue terrible. Tu imagen pasó de "buen candidato" a "payaso" sin ningún tipo de fundamentos. He tenido varias discusiones con amigos por ese tema, pero la realidad es que no todos escuchaban. Me dio tanta bronca todo lo sucedido que en la 2º vuelta hasta prefería a Macri. Hay que reconocerle la estrategia a Kirchner: primero ganarte a vos (a través, por supuesto, de la repugnante campaña sucia) y luego hacer lo posible para ganarle a Macri (otra vez, con campaña sucia). No le salió del todo bien, pero creo que el perdedor no es él, sino la ciudad porque se perdió de la que, creo yo, es una nueva forma de hacer política.

Roxy dijo...

Hola Jorge, el otro día te vi en la tele y comentaste mucho de lo que acabás de exponer. Te admiro porque veo que sos un tipo que tiene muy bien puestas sus convicciones y sos coherente en tus acciones y en lo que decís. Y además, debo decir que da gusto escucharte, un político tan culto, cosa que no abunda! Es cierto que tal vez vos hayas sido sólo una opción más para Buenos Aires, pero quiero decirte que nunca me sentí tan triste por un cambio político, en este caso, el saber que vos te tenés que ir. No le tengo fe a Macri, pero trato de pensar en positivo y que el tiempo me demuestre que estaba equivocada, y que este señor de hecho no es tan malo como parece... Nunca pensé que iba a sentirme tan identificada con un jefe de gobierno ("intendente" te gusta más, no?) y quería decirte que te voy a extrañar. Veo mucho potencial en vos, así que no te pierdas! espero que sigas trabajando por la ciudad, poniendo tu granito de arena desde algún otro puesto, que ya llegará el momento de la revancha. En cuanto a la campaña sucia... no hay mal que dure 100 años, no? Tu mejor momento todavía está por llegar.

Laura Blanck dijo...

Principito: Te mando unas palabras que rescate de algo que vos siempre cantabas..."Tu no puedes volver atras, porque la vida ya te empuja como un aullido interminable, interminable... La vida es bella ya veras como a pesar de los pesares tendras amigos, tendras amor, tendras amigos..." Y estas palabras coinciden con lo que publicaste: "Voy a seguir construyendo y participando de elecciones para intentar ganarlas. Pero si eso no sucede, ni Buenos Aires ni el mundo se acaban."
Tenes que seguir, con el amor y el apoyo de todos tus amigos, y el inevitable empujon de la vida misma. Y siempre con tu noble y contagiosa sonrisa!..."Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría, que les ayude tu canción entre sus canciones..."
Un gran abrazo, desde Estados Unidos, Laura Blanck.

www.openstudiobeads.com
OpenstudioLaura@yahoo.com

Anónimo dijo...

Apreciado Jorge Telerman Sr Intendente

Es verdad que este ultimo tiempo fue deprimente leer los diarios, y mantener algunos segundos de atencion a la television y sus programas..
Una vez mas estamos navegando en un temporal de ``furias`` inconmensurables ,temporales de codicia y miserabilidad...
Sin embargo aquellos que nos precedieron en la historia tambien batallaron con analogas circunstancias... ¿Como se contruye la utopia... como se plasman los ideales en acciones concretas???
No es la tarea de un solo hombre, es la conjuncion fantastica de una trama de ideas y acciones de hombres y mujeres .. e increìbles.. sintonias ...
Muchos nos preguntamos ... ¿cual es mi mision??.. cual es mi lugar en esta vida y en este mundo???..
Un hombre como Ud que expresa que sin su presencia todo continuaria igual... es aun mas AMADO Y RESPETADO....
Ni tan solo una multitud de seres reclamando su candidatura ... podrian confirmar que su tarea es gobernar... esa es solo una intima y sagrada decision
Es verdad que ni Buenos Aires , ni el mundo se acaban..
Pero ya se a desplegado una corriente intensa que cada dia incorpora mas y mas voluntades y corazones que simbolizan en su persona la esperanza de la transformacion , la alegria de la POSIBILIDAD REAL de un lugar mas digno para todos
Un saludo cordial
Liliana Chertkoff
emancipadosur@yahoo.com

Anónimo dijo...

Grande Jorge!
Posutlate para algo más
sos un político que deberitas me interesa
una masa
(L)

KveD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
emeygriega dijo...

Si. Pero sabiendo todo esto se podrian haber construido alianzas mas felices y mas astutas, por Dios.
Si convenimos en que ahora las yuntas no son partidarias ni programaticas sino personales, pues habia que buscar gente con un poco mas de sex appeal que Enrique Olivera , Elisa Carrio o Gabriela Cerrutti.
Alberto Fernandez esta viviendo su lustro de gloria, si, pero no jodamos: en la mesa de los chicos malos no puede servir el cafe. Hizo resucitar a Ibarra por cariño familiar, para q tenga una banca, porque ese pibe nunca mas va a poder tener cargos ejecutivos.
Vos tenes importantes hombres de ideas alrededor que sabran canalizar estos errores tacticos para la proxima.
Y que la proxima sea octubre por favor.

anabella pezet vila dijo...

Las cosas sucias, en este y en muchos otros casos, hacen sentir a las personas un poco mas poderosas .. Pero a la vez mucha gente sabe que los que hacen estas cosas solo estan inseguros de si mismos y de lo que proponen, tratando de mostrar mentiras de los demas ..


Es una lastima que en algunos meses, ya no esten las flores en las plazas... sino en la oficina del señor que la gente voto! :)


Como siempre apoyandote y brindandote lo mejor!

Juan dijo...

Pocas veces alguien habló tan claro de lo que representa Kirchner. Un presidente cuya característica principal es ser un patotero soberbio.
Lo felicito por ser tan claro. No lo voté en la ciudad, pero es bueno saber que hay gente que no le da miedo decir las cosas como son.
Saludos

Elena dijo...

Jorge por vos me hago heterosexual.

Surrupia dijo...

Jorgito fotogénico de mi corazón.

Julian Manuel dijo...

Querido Jorge como bien supo explicar Roy Cortina no pudimos ganar la eleccion por culpa del kirchnerismo (Fernandez) y de la mala Gestion de Anibal Ibarra.
Pude formar parte de este Gobierno y voy a mantener y a seguir apoyando esta muy buena gestion.
Estoy triste por la derrota y triste por la victoria de macri, me parece que tu postura en la transicion es la correcta y es digna de ser reconocida.
Si bien no comparto algo que dijo una vecina, que macri iba a sumar y no a destruir, creo que la explosion cultural,la descentralizacion y la implementacion de la comunas va a quedar lastimosamente en el olvido.

Ojala que gente como vos o Cortina tengan la posibilidad de gobernar esta ciudad, en tu caso nuevamente.

Muy bueno el blog!!!

Un fuerte abrazo

Julian

dejo mi mail porque me gustaria saber que pensas acerca de algunos temas que escribi como comunas o cultura. Muchas gracias

julisocol@hotmail.com

Alejandra dijo...

Me parece muy interesante poder contar con un espacio para dialogar directamente con nuestros representantes con este blog. Además de ser un modo super innovador y vanguardista.
Me gustaría que la politica se aggiornara en esta dirección. Contás con mi apoyo!

Saludos!!

Anónimo dijo...

ah bueno!! todo lo que no escribiste durante tu silencio, lo desarrollaste hoy. Como siempre coincido y te felicito. Te propongo algo: huyamos. Vamonos a caminar por los Campos Eliseos. Te querés casar conmigo???

MATIAS B. dijo...

Mi anàlisis polìtico previo me habìa convencido de que esto era lo que estaba sucediendo en la ciudad. Viene ver verlo de puño y letra de uno de los principales actores. Oxigena la polìtica y pone blanco sobre negro. A pesar de que no me resultò nada grato tener la confirmaciòn de mis sospechas, esta fue una realidad que nos determina a abrir bien los ojos y juzgar con justa vara a todos y cada uno de los actores polìticos de la ciudad. Una verdad amarga, pero existente y necesario su conocimiento.

Anónimo dijo...

Hola Jorge:
Yo soy Luis Herrero de Río Gallegos.

Creo que tu rotundo fracaso en la elección pasada se debe a varias factores:

1.- No haber sido categórico desde un comienzo respecto del kirchnerismo. No podías desconocer, bajo ningún aspecto, sus prácticas políticas y sus altos grados de corrupción y mentira. El coqueteo siempre fue despreciable para el pueblo.

2.- Haberte aliado con una mujer como Carrió que prioriza el dogma moral a la paz y el consenso. A una mujer que pone el acento en el “logos” (razón, discurso, el deber ser) en desmedro del pathos (sentimiento, humildad, afecto) (Siempre es preferible hablarle a la gente al corazón más que a la razón)

3.- Tu estilo comunicacional acicalado y en muchos aspectos inauténticos (Falto de sencillez; mejor dicho falto de naturalidad)

4.- No haber tenido, en varias circunstancias, suficientes cojones para llamar a las cosas por su nombre "Al pan pan y al vino vino". En política los cagones o demasiados prudentes o demasiados moderados fracasan (Chacho Alrez/ Duhalde (cuando no se animó a enfrentar a Menem)/ De de la Rúa ni qué hablar, ¡Un imbécil total!

5.- Hablar demasiado. El pueblo desconfía de los “palabristas”/malabaristas, y más aún en los políticos.

6.- Hacer alianzas con políticos híbridos, devitaminizados, asexuados, insulsos, indefinidos, palidecidos, desapasionados, deprimidos, acorralados y acobardados (incluyo a los intelectuales)
En síntesis: políticos que no transmiten nada, absolutamente nada. Como los líquenes de plásticos que se exponen rozagantes en los maceteros de los bancos. Puro logos…
Sé que soy un parresia. Lo sé.

Luis Herrero
de Río Gallegos
(arqherrero@yahoo.com.ar)

Anónimo dijo...

Estimado Jorge, las palabras justas en el momento justo.

Creo que no se podría explicar el resultado electoral de una manera más clara.

Desde lo personal, agradecido por haberme dejado ser parte de esta gestión.

Desde lo político, seguiremos apoyándote siempre.

Lucas
Juventud Demócrata Cristiana

Claudio dijo...

Jorge, desde Córdoba un aplauso para todas tus actitudes que son muy dignas.
Imagino el dolor que te embarga, sólo me animo a decirte que no creas que la gente no se da cuenta.
Imagino también que sabés que con este, tu proceder tan digno, estás construyendo un formidable capital político y de crédito hacia tu persona (perdón, vos estás en contra de los personalismos, pero es así).
Todo llega Jorge, lo bueno que tenés para dar llegará.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Con mis cortos 20 años, pero algo menos de una década interesándome por la política, he llegado a la conlcusión de que debemos INTERPRETAR el reclamo de la sociedad, que suele reflejarse con claridad en cada elección. No creer que solo un 39% de los ciudadanos "piensa" , ni creer que un 60% es "pro". Por eso hablo de INTERPRETAR, ¿qué hay detrás de aquel remisero no profesional, laburante, que CANSADO de los cortes y mal estado de las calles opta por votar "EL CAMBIO, PRO"? Aunque su lider no lo represente en nada,
¿Qué hay de aquel joven que quiso decirle NO! a la idea imperialista y neoliberal? que representan los sectores hoy victoriosos, aún sabiendo que estaban votando por OTRO IMPERIALISMO, o intento de imperialismo, tras la idea de un populismo absolutamente mentiroso y AMIGO o SOCIO de "los mismos de siempre".

Por eso valoro muchisimo este espacio de diversidad ideológica, y de acción concreta. Pero quiero resaltar que debemos hacer un esfuerzo por escuchar el reclamo de la sociedad.

Yo voté la fórmula Telerman+Olivera , porque por primera vez me sentí reconocido como Ciudadano, por primera vez sentí que podía confiar en alguien, o mejor dicho en un grupo, de personas que querían y quieren trabajar por esta hermosa Ciudad.
Entonces, opté por el mas PRO de todos los CAMBIOS, porque creo estar formando mis CONVICCIONES porque con + ACTITUD, NADA ES IMPOSIBLE.


Espero de corazón, que la política tome este camino, republicano, y que los jóvenes no le tengamos miedo ni desprecio a la palabra POLITICA, y que no dejemos que nadie pero nadie nos haga daño en nombre de la democracia.

un abrazo grandee!
y me gustaría saber que oportunidad de inserción tenemos los jóvenes en este espacio.

Pablo
fabricante.de.ilusiones@hotmail.com

Ary Bielawin dijo...

Hoy, estamos rodeados de gente que podemos llamar líderes, en el gobierno, en los negocios... pero estamos sufriendo de una escasez de liderazgo genuino.

Después de presenciar tanto engaño y tan frecuente abuso de poder, mucha gente ha dejado de creer en sus líderes. Aun así, por cínicos que lleguemos a ser, nos resignamos al hecho de que necesitamos a alguien para mantener en orden nuestras distintas casas. Como estamos tan preocupados con nuestras propias vidas, estamos dispuestos a elegir o nombrar funcionarios para que se hagan cargo de los asuntos del país.

¿Pero un líder es sólo un administrador? ¿Qué deberíamos esperar de nuestros líderes? Y, antes que eso: ¿realmente necesitamos líderes?

Librados a nuestras propias fuerzas, puede faltarnos la visión, la dirección, y la energía para alcanzar nuestros objetivos. Todos empezamos nuestras vidas necesitados de orientación: ni siquiera el más precoz de los niños puede tomar ciertas decisiones cruciales. Cuando llegamos a adultos, con la capacidad de razonar por nosotros mismos, la mayoría estamos tan abrumados por las presiones de la supervivencia diaria que raramente hallamos el tiempo y la energía para fijar la mirada en los temas más amplios de la vida. Y cuando lo hacemos, nuestras emociones y la subjetividad inherente limitan nuestra visión y restringen nuestro movimiento.

Un líder da una perspectiva nueva, nos inspira a expandir nuestro estrecho campo de visión. Cuando estamos preocupados con nuestros intereses egoístas, ya sean estos grandes o mezquinos, un líder nos dirige un llamado de despertar, incitándonos a buscar las verdaderas prioridades de la vida.

Un sentido de la urgencia es tan importante en un líder como un sentido de la visión. El liderazgo hoy está lamentablemente desprovisto de la calidad de urgencia. Lo que estos líderes no dan es simple y esencial: una visión de la vida misma.

El liderazgo genuino debe darle a la gente una visión a largo plazo que embeba sus vidas de significado; debe señalarles en una nueva dirección y mostrarles cómo cada acción que realizan es parte indispensable de un todo deliberado. No basta con que los líderes nos enseñen a ser productivos y eficientes; deben inspirarnos a cambiar o mejorar el mundo de un modo productivo y significativo. Y esto crea un impulsivo sentimiento de urgencia, para realizar esta visión de la vida.

Ary.

Anónimo dijo...

No importa, Alberto Fernández va a terminar peor que López Rega y vos vas a poder seguir caminando por la calle.

Repudio en forma absoluta la traición de Gabriela Borocotó Cerutti. Otra que va a terminar de la peor manera.

Anónimo dijo...

Querido Jorge: bien sabès que le has acercado a la politica argentina una brisa de aire fresco, espero y harè todo lo posible para que asì sea; que esa brisa; se convierta en un legitimo aire que nos oxigene en la e ardua tarea de construccion de una sociedad mas justa
Saludos y ànimo somos muchos los comprometidos en esta tarea

Tincho dijo...

Genial Jorge, segui por esta linea, alimenta este blog que es, en definitiva, una forma de alimentar tu vinculo directo con la gente.
Como siempre coincido con lo que decis y me da tanta pena de que nos perdimos tan buen jefe de gobierno. Sera que no estamos preparados? de todos modos, segui, vas a llegar cuando en este pais estemos listos para algo de un nivel superior.

Anónimo dijo...

Querido amigo, creo firmemente que tu comentario es sincero, pero creo también que dentro de tus filas tuviste quintascolumnas que no te ayudaban a ganar sino a perder expresamente. Actitudes de campaña que venian de Moreno, eran claras para los que pintamos algunas canas y hemos hecho de la militancia un estilo de vida. Querido Jorge, la vida de revancha y sobre todo a los que no queremos venganza sino a los que tenemos sentido republicano
Un fuerte abrazo
Horacio

Ana Coluto dijo...

Querido Jorge, Es absolutamente cierto lo que decís acerca de la inexistencia de partidos políticos así como de conducciones autocráticas que quitan u otorgan desde una oficina pública, utilizada como despacho privado, o desde el living de la casa, utilizado como despacho público. No hay democracia posible ni país serio sin instituciones sólidas. La tarea no es menor. Vos lo dijiste en alguna conferencia previa a las elecciones: los países que pueden darse el lujo de tener instituciones serias, sólidas y creíbles son apenas una fracción menor de los casi doscientos reconocidos por las Naciones Unidas. Política en serio sólo se puede hacer desde un partido organizado, bien financiado y que cuente con cuadros y simpatizantes que encuentren modos de participación dentro de espacios perfectamente delineados, sin ambigüedades, caudillismos, ni agendas secretas, en donde la autoridad y no el mando sea la palabra clave de su funcionamiento. La tarea es gigantesca. Pero si vos te lo proponés lo podés lograr. Un abrazo.
http://www.ana-coluto.blogspot.com/

Marcelo dijo...

Dificilmente exista un caso de una elección honesta, siempre existen casos en que claro "yo no brillo entonces no voy a dejar brillar a los demás" y es aquí donde aparecen las campañas sucias. Pero bueno mientras usted tenga los pies sobre la tierra, y sea diferente, me parece exelente, ahora admito, si yo fuera político. En el entorno simepre hay un lugarcito reducido pero lugarcito al fin de la política como proyecto personal. Independiente de las demás aspiraciones politicas.
Ahora creo que este comentario esta fuera de contexto, pero me gustaria hacer una observacion de cara a las elecciones presidenciales en Argentina, veo que la Argentina tiene una oposición muy fragmentada, y para completar débil. El mandato Cristina-Nestor será un transpaso presidencial de nunca acabar. Una mujer en la presidencia, con las proyecciones que se merece, porque las amerita, Por mas que haya segunda vuelta, será la ganadora.
Un saludo Jorge

Anónimo dijo...

Perdón, por qué Gabriela Cerruti es vista por usted y sus seguidores como una traidora?
No dice usted que si el gobierno nacional lo hubiera apoyado a usted hubieran podido ganarle a Macri?
Cerruti no me cae bien, por supuesto, pero el hecho de que la consideren traidora por apoyar a Filmus, deja en claro que el que ha puesto su proyecto personal por delante es usted.
No celebraron acaso usted y sus amigos el triunfo de Macri?
de que lado está Telerman?
Vamos...
quiere de este espacio un lugar de debate o es un club de fans?
publique este comentario entonces
Usted es un hombre respetable, no pierda eso por una derrota
Hizo algunas cosas buenas
saludos

Anónimo dijo...

nunca pense que alguien podria ser tan incoherente como la Borocto Cerruti,me da mucha verguenza Jorge,fue de decir que ALberto F,y K tenian actitudes fascistas a ofrecer toda la colaboracion para trabajar por la candidatura de la primera dama,todo muy macondo,jorge,muy republica banarera.
del otro lado tu ejemplar actitud con macri,de total colaboracion.sos un ejemplo.segui asi!,y trabajo con Lilita!.no te olvides de su lealtad!,algo como pudiste comprobar con la impresentable ex-ministra de derechos humanos

Licenciado Daniel Alejandro Martos dijo...

Jorge, lamentablemente nos dejas huerfanos politicamente a los que no somos de LA CIUDAD pero compartimos tu forma de ver la politica y gestionar la cosa publica.

Víctor dijo...

Estimado Sr. Jefe de Gobierno.

Es muy bueno que haya decidido continuar actuando en política y seguir participando en elecciones para intentar ganarla, ahora bien, para eso debe tener una clara vocación de poder -vocación de poder bien entendida-. Esa vocación genuina debe manifestarse expresamente en actos concretos de construcción de poder, y esto, la construcción de poder no se limita exclusivamente a participar o intentar ganar una elección. En esa inteligencia, modestamente entiendo que ud., no debe perder tiempo y desde ya abocarse a la construcción del poder suficiente que le permita participar en esas elecciones. Así lo primero que debe hacer es consolidar su espacio, con gestos y actos concretos de conducción política, reafirmando su identidad y su vocación de servicio. No permita que situaciones como la de Cerrutti, que con sus críticas ya le esta discutiendo autoridad en el espacio que ud. formó. No esperé a dejar la jefatura de gobierno para empezar a construir poder, empiece ya, muchos ciudadanos de esta bendita Ciudad Autónoma que ud. tanto ama, se lo están pidiendo. Cordiales saludos. Víctor Hortel (vhortel@gmail.com)

Pablo dijo...

Jorge Telerman Diputado 2007 en la Capital por la Coalición Cívica!!
Por qué no?
mi voto está adentro

Pablo