sábado, 26 de julio de 2008

Cambiemos de conversación

Inesperadamente, el interés por la política ha retornado entre nosotros. Nada nos asegura, aún, que este interés masivo por la política sea algo más que una reacción espasmódica frente al conflicto por las retenciones a las exportaciones agrícolas. Y es muy probable que efectivamente lo sea, si el discurso y la acción políticas no superan los lugares comunes que hacen elevar el tono de los adjetivos pero no el volumen de las ideas.
Es hora de escuchar, entender y amplificar otras conversaciones; de tomar en serio la broma de Joyce: si no podemos cambiar la realidad, cambiemos de conversación. Mucho más ahora, que la realidad ha cambiado tanto.
Nuevos temas y formas de conversación alentadas por instituciones y dirigentes –no solamente políticos–, conscientes de que ya no vivimos en ese feroz siglo XX que necesitó, idolatró y derribó líderes políticos blindados, con talante y alma de guerreros.
Fueron tiempos de ideologías sólidas, asertivas y con respuestas para todo; de luchas para consolidar los Estados-nación; de seductoras utopías que diseñaban nuevos y buenos mundos que, sin embargo y tantas veces, terminaron en holocaustos, fascismos, perversos cultos a la personalidad, aventuras fraticidas y sofisticadas formas de aniquilamiento.
Bien mirado, no hay demasiado para añorar de las grandes certezas e ideologías del siglo XX, pero el mundo se movió en la dirección que le imprimieron esos liderazgos.
Más adelante, cuando empezaron a deshilacharse los grandes relatos emancipadores –y con ello la necesidad de líderes que todo lo sabían y todo lo podían–, apareció un tipo de líder político cuyas cualidades lo emparentaban, como lo describió el checo Milan Kundera, con un bailarín: moviéndose un poco a la derecha y otro poco a la izquierda, pero siempre políticamente correcto. Un verdadero progre. Delicado, indignado y ansioso por lograr el aplauso de las almas bellas y bien pensantes, que ni son bellas ni piensan bien, pero se sienten demasiado buenas para este mundo demasiado malo. Líderes cuyo anhelo consistía en ir de una punta a la otra del escenario sin dejar ninguna huella, pero muy atentos a que el reflector los iluminara todo el tiempo. Con una sonora denuncia, o una oportuna renuncia, siempre a flor de piel.
Ya se sabe lo que sucedió después: el porvenir que tarda demasiado, el fin de siglo con caída de certezas, pero sin final de la historia.
Siempre nos sedujo la idea de ser contemporáneos del comienzo de una nueva era; pero esta vez todo indica que lo somos: el desarrollo exponencial de la ciencia y la tecnología han extendido las fronteras y la circulación del conocimiento, generando nuevos hábitos, nuevos deseos y nuevas formas de intercambiar bienes materiales y simbólicos.
Son muchos –y serán más– los que organizan sus vidas, intentan sus disfrutes y hacen saber sus reclamos de manera distinta a la habitual. Ya no necesitan de líderes con armadura que les digan adónde y cómo ir, sino de otros, más curiosos y humildes, que averigüen, y a su vez iluminen, cómo es ese nuevo mundo que se está modelando en un lugar distinto al habitual.
Se está modelando más en la cabeza de los Google o YouTube boys, que en la del próximo presidente de los EE.UU., aun si, como muchos deseamos, ganara Obama, que parece encarnar este nuevo tipo de liderazgo; y, entre nosotros, se está modelando en los laboratorios de biotecnología que nos están permitiendo un salto en cantidad y calidad de nuestra producción agrícola-ganadera; en los talentos innovadores de los diseñadores y artistas porteños, que explican mejor que las ventajas del tipo de cambio el aluvión de turistas extranjeros que aún siguen visitando nuestra ciudad, a pesar de los vaivenes de la coyuntura.
El líder curioso, y a la vez inspirador, que puede hacer la diferencia entre una sociedad estática y otra que se desarrolla, acepta compartir protagonismo con las multitudes que inventan nuevas prácticas sociales; con los creadores y con las tribus urbanas, que exploran y se apropian de las virtudes del uso masivo de la interconectividad; con los productores del campo y los investigadores de la ciudad que impulsan y aprovechan los avances de la biotecnología, para mencionar sólo algunas de las cosas que están modelando la nueva época.
Edificar una nación desarrollada, justa y libre será siempre una tarea colosal. La acción política, tal como muchos la concebimos, debe seguir orientada a la creación y perfeccionamiento de los mecanismos de transferencia y distribución, a todo el pueblo, de lo nuevo que se piensa, se inventa y se produce para el uso y mejoramiento de la vida de las personas. Sucede que ahora, para lograr que la palabra política vuelva a ser la inspiradora de la fuerza social multitudinaria que lo haga posible, tiene que entender y representar lo nuevo que se está haciendo y deseando.
Los bienes que producimos, consumimos o anhelamos, y los valores simbólicos que nos organizan como sociedad son muy distintos a los que producimos, intercambiamos y por los que luchamos en todo el siglo XX. Y es por eso que sus categorías de análisis no nos convencen, no nos convienen, o ambas cosas a la vez.
Saber oír las nuevas voces, e interconectarlas, es una virtud política. Lo que nosotros llamamos desorden y caos, otros, y sobre todo los más jóvenes, lo viven como natural y lo dominan sin buscar sus referencias en donde nosotros las tomábamos. Prestemos oídos a esas voces del mañana. Cambiemos de conversación.

Artículo publicado hoy en la sección Ideas de Diario Perfil.

28 comentarios:

Anónimo dijo...

Las 10 razones por las que no vuelvo a votar a Mauricio Macri

. Porque prefiere la neutralidad y la abstinencia.
. Porque anuncia soluciones alejándose de los problemas.
. Porque no se atreve a hacer y prefiere decir que no lo dejan.
. Porque no es consistente, preciso ni riguroso.
. Porque al no asegurarse no asegura.
. Porque ante la tensión se achica.
. Porque al permitir la injusticia se convierte en cómplice.
. Porque a la hora de respaldar da la espalda y llora.
. Porque prometió ser 10 y le gusta el 5.
. Porque Buenos Aires sigue sucia y llena de cartoneros.

Carlos Anchorena

Sr.Jorge Telerman: Le pido disculpas. Me equivoqué con mi voto. Por eso es que hoy le escribo. En esto, no quisiera cambiar de conversación.
Lo saludo atentamente

Carlos Anchorena

Dr. senlle dijo...

Estimado Jorge:
Lindo relato y expresion de ideas, digno de un buen coachee, como lo es el mejor lider de nuestro tiempo, ponerse en el lugar del otro, es dificil, pero no imposible.
Los politicos jovenes, necesitamos expresarnos, manifestarnos y activarnos politicamente y queremos hacerlo con un excelente lider como vos.
adelante, sin miedos ni rencores y dejemos atras, el viejo siglo xx.
te esperamos.
Dr. senlle
www.jsenlle.blogspot.com

CHE MATE Y BAGUETTE dijo...

Leyendo este articulo me dije que si en la intervencion televisiva que lo opusiera a Macri y Filmus hubiese ud.desarrollado este pensamiento dinamico e inteligente ,y no haberse dejado sorprender por la seudo-sagacia del maestrito :"si ,pero decime donde es? ," a vos ni de titere te quisieron...",o por la vacia sobriedad del jefe de empresa,seguramente el resultado de las elecciones hubieran renovado su mandato , Sr.Telerman, asi lo veo yo.Si no le parece inoportuno , podria explicar porqué espero estar fuera del gobierno para expresar lo que verdaderamente piensa ,y que seguramente callaba entonces?

Patricio dijo...

Hola!
Podrías contar cuál es o fue tu relación con la Trastienda y con el ND Ateneo?
Gracias

Gustavo dijo...

Jorge: he participado se su campaña y quisiera cruzarme con usted 10 minutos para hacerle un par de consultas políticas. Dónde puedo encontrarlo? Un saludo fraterno. Gustavo

Dr. Senlle dijo...

Este trabajo está basado en una monografía de Ricardo Moscone, sobre edipo. De todos modos, el hecho que lo repita Marcos Aguines, con su peso mediatico, es todo un mérito para Aguinis, Y también hay que destacar su valentía de opinar, aunque indirectamente contra K.



Marcos Aguinis

Psicología del tirano
Por Marcos Aguinis
Para LA NACION

Jueves 31 de julio de 2008 | Publicado en diario de hoy


Abordé este asunto en el programa Hora clave y recibí tantos pedidos para que lo escribiera, que cedo al reclamo. No dije nada original, porque ya lo había desarrollado en uno de mis libros. En él me baso de nuevo ahora.
Sostuve que existe un "romance secreto" con los tiranos, a quienes se llama, según las épocas, caudillos, dictadores, "mano dura", personalidad carismática o jefe autoritario. Por ejemplo, los caudillos, dueños de vidas y haciendas, eran adorados por su valentía, su crueldad, su viveza, su obstinación y hasta su generosidad caprichosa. Gobernaban como un rey, pero no como cualquier rey, sino como un tirano, según el clásico modelo que nos viene de la antigua Grecia.
Ricardo Moscone, mientras realizaba una prolija investigación para componer su exhaustiva biografía sobre Sócrates, revisó las frecuentes condenas a la tiranía que realizaban los autores de aquel tiempo. Advirtió que Sófocles quizás haya intitulado su tragedia inmortal con el nombre Edipo , a secas. Dijo que tal vez haya preferido Edipo tirano . No Edipo rey , porque la palabra "rey" sólo es pronunciada una vez, hacia el final. La palabra "tirano" es repetida siete veces.
Freud se inspiró en esa tragedia para identificar el conflicto nuclear de la neurosis, debido al incesto que Edipo comete con su madre y por haber asesinado a su padre. En la Europa victoriana, cuando el psicoanálisis realizaba sus primeros avances, era decisivo poner el acento en estos puntos. Pero quedaban en la sombra otros, de gran riqueza. El complejo de Edipo, centrado en esos dos aspectos, adquirió un enorme desarrollo teórico; no así, en cambio, otro elemento básico: la tiranía, que esa obra expone de un modo magistral.
El desarrollo del argumento se adelanta a la técnica de las novelas policiales, porque desde el comienzo presenta un enigma por resolver: la causa de la peste que asolaba a Tebas. La peste no eran ratas o piojos o culebras venenosas. La peste innominada, en realidad, eran la tiranía y sus manejos. Edipo es un tirano que reúne en su personalidad y conducta todas las lacras. Desconoce la jerarquía y dignidad del prójimo debido a su narcisismo. Tiene tanto odio que enajena antiguos vínculos y hasta lazos de sangre. No ama ni le alcanza lo mucho que ya tiene. Lo asaltan accesos de furia. Grita fuerte e insulta, grosero. Su cabeza está nublada por una incesante paranoia, que no le da reposo. Es incapaz de escuchar los buenos consejos cuando se oponen a sus deseos o puntos de vista y considera enemigos detestables a quienes los formulan. No soporta ninguna derrota. No admite errores. Su superyó es destructivo, por lo cual es impotente para comprender al otro que, si no se doblega, lo acusa de enemigo. Le hierve el anhelo de venganza contra quienes considera un obstáculo para sus ambiciones, aunque antes lo hayan servido como súbditos obedientes.
La obra también revela que una tiranía puede instalarse por decisión popular. Edipo es elegido por los ciudadanos de Tebas. En este aspecto, no podemos sino redoblar nuestra admiración por Sófocles, que hace 2500 años nos advertía que los tiranos pueden acceder al poder con aplausos y felicidad comunitaria. Hitler fue elegido. Chávez fue elegido. Eso no garantiza que una vez en el trono, mantengan la ley y merezcan ser alabados como demócratas. No alcanza la elección: es determinante cómo se procede después. Si después corrompen las instituciones, persiguen a los que piensan diferente, generan confrontaciones para justificar los desquites y realizan una apropiación indebida del patrimonio ajeno, la presunta democracia pasa a ser una tiranía.
El retumbante coro de la tragedia Edipo tirano exige conservar las leyes. Porque son las leyes lo primero que profana el tirano, esa singular peste de la sociedad. Después el coro señala que la intemperancia engendra a los tiranos y que, si llegan muy arriba, se despeñan, con dolorosas consecuencias para todos.
En Grecia, el vocablo tyrannos se aplicaba a dioses y hombres. Se refería al poder absoluto y arbitrario que no respetaba la ley, cuyas normas debían flotar por encima de ellos mismos. Es un tyrannos quien adopta medidas despóticas que incluyen la fuerza: castiga, destituye, descalifica, persigue, destierra y hasta mata. El tyrannos es violento. Es rencoroso. Prefiere permanecer ensimismado, encerrado, sólo accesible a los aduladores, para sostener su mundo ilusorio, autista. Ignora la piedad y el perdón, que considera signos de peligrosa debilidad o derrota. Jamás se pone en el lugar del prójimo, al que, en general, desprecia cuando no le sirve. Considera que merece que todo le pertenezca. Por eso se dedica a confiscar los bienes ajenos. Y no lo frena el pudor al mentir, en especial cuando asegura que ayuda a los pobres y débiles. Pero los pobres siguen siendo pobres, para constituir su ejército ciego, ignorante, que lo apoya para continuar atornillado en el poder. Dice que gobierna para todos, pero es mentira, porque margina sin clemencia a quienes no bajan la cabeza ante él ni doblan la rodilla. Le fallan las percepciones debido a la omnipotencia de su mente inmadura. Su soberbia requiere una reiterada convalidación por parte de los aduladores, que deben servirle halagos como si fuesen el pan de cada día. Es un negador tenaz de la realidad, a la que le impide que llegue a su retina. Por eso, Edipo termina arrancándose los ojos: ojos que se negaron a ver.
Es notable que, cuando ya había perdido su cetro y, pese a semejante debacle quería seguir mandando, su sucesor, el tirano Creonte, le reprochó: "No quieras mandar en todo, Edipo, cuando incluso aquello en que triunfaste no te ha dado provecho en la vida".
Según Plutarco, uno de los famosos sabios de Grecia, llamado Bías de Priene, cuando fue interrogado sobre los animales salvajes, contestó de esta forma: "De los animales salvajes, el más feroz es el tirano, y de los animales domésticos, el más peligroso es el adulador". Podemos agregar que ambos se complementan y nutren bebiéndose la misma sangre.
En la Argentina hemos disfrutado puestas escénicas inolvidables de la tragedia de Sófocles. El psicoanálisis ha cepillado hasta la raíz, ida y vuelta, el complejo de Edipo. No obstante, el tirano que los griegos clásicos nos aconsejaban mantener lejos, como un mal endémico, sigue vigente en el querer secreto de la sociedad. Por eso los elegimos, por eso no les ponemos límites o incluso negamos que tengan rasgos ominosos. No denunciamos con fuerza sus defectos, sus vicios y abusos, sino que tendemos a racionalizarlos, a menudo por miedo o intereses egoístas. Franjas importantes -por motivos espurios, a veces; por obnubilación emotiva, otras- tienden a seguir confiando en que cumplirán sus promesas de brindarnos un país mejor y superarán el retroceso que padecemos en casi todos los órdenes. Dicen que son ellos quienes combatirán el dragón que nos chupa la riqueza, nos hace trampas, nos devasta. Sus promesas son altisonantes y aseguran reivindicaciones, ecuanimidad, progreso; aseguran ser lo mejor de la historia. Pero el progreso se reduce a engordar sus propios bolsillos y los del círculo de amigos incondicionales (que tienen la etiqueta de ese animal doméstico y dañino llamado adulador).
Los tiranos, una vez encaramados, sobre el paño verde de la ruleta nacional, barren como un crupier todas las fichas al alcance de su rastrillo. Se ocupan, desde el alba de su gestión, en destruir los controles y los frenos que puedan bloquear sus propósitos. Algunos son más prudentes y disimulados; otros se envalentonan hasta la náusea. No consideran que la corrupción sea inmoral si lleva agua a su molino.
La corrupción, en sus manos, es una herramienta adicional para mantener puesta una soga en el cuello de los cómplices: así no hablan ni se sublevan. El tirano puede ser todo lo maligno que se quiera, pero no es tonto.
Sus efectos deletéreos no se limitan a la gestión, sino a la degenerada ejemplaridad que inyectan en sus familiares, seguidores y el resto de los habitantes. Eduardo Fidanza me recordó un pasaje del libro Masa y poder , de Elías Canetti, donde titila este caso impresionante: "Cuando en la corte de Uganda reía el rey, reían todos; cuando estornudaba, estornudaban todos; cuando tenía un enfriamiento, todos aseguraban tenerlo; si se cortaba el pelo, todos se hacían cortar el pelo". Pero esa ejemplaridad producía consecuencias graves, porque implicaba coacción: "Que él estornude significa: ¡estornudad! Que se caiga del caballo: ¡caed!" Todo apuntaba a reforzar su dominio. Sus gestos y expresiones debían ser celebrados con aplausos y también se debía alentar su repetición. "Pocos logran sustraerse de la obligación que emana de mil manos aplaudiendo", enfatiza Canetti.
El premio Nobel va más lejos aún, cuando indica que el ámbito donde sucede lo que ha descrito se llama corte. Por eso "hacer la corte" y "adular" son sinónimos. La corte está infectada de subordinación y servilismo. "Cortesano" es una persona obsequiosa con su superior, un vasallo. ¡Cómo abundan!
Y aquí cierro el artículo. Cualquier semejanza con nuestra realidad nacional no es pura coincidencia, sino que queda a criterio del lector.

Dr. Senlle dijo...

LA SALUD ENFERMA

Son innumerables los problemas que tenemos los médicos para ejercer nuestra profesión aceptablemente.
En los años 90, cuándo el dólar estaba uno a uno con el peso, sufrimos la inmigración de médicos de todas partes de Latinoamérica, motivo por el cual, las guardias medicas habían bajado su precio, por la oferta de médicos, mientras que médicos argentinos quedaban sin trabajo, según el empresariado, cobrábamos muy caro, vivimos la gran fuga de capitales hacia Perú, Bolivia, Paraguay, Colombia y Venezuela.
Cuando la época de plata dulce terminó, los precios de la guardia médica quedaron bajos y sin médicos, por que los trabajadores de la salud latinoamericanos, habían emigrado nuevamente a sus países de origen y nos dejaron el tendal de mala praxis y un precio de la demanda por guardia muy bajo.
Entre los años 2001 y 2003, la salud en argentina, se vio deteriorada por falta de médicos y con bajos precios, todo esto con la pasividad de los colegios de médicos de la provincia de buenos aires, que es o debería ser, un organismo de control, tanto en lo laboral, como en lo sanitario.
Luego de ese año, comenzó la debacle de todo el sistema de salud, faltaron médicos, para requerimiento mínimo de la demanda sanitaria, y con bajos sueldos. Los médicos recién recibidos, seducidos para la demanda callejera, se suben a una ambulancia, sin tener experiencia ni formación y atienden en un domicilio desde una angina hasta un infarto, recorriendo las calles con sirena y arriesgando su vida por un módico precio, resignando su formación médica. Mientras que los empresarios de la salud privada, se llenan los bolsillos a costa del pobre trabajo sanitario de un profesional no capacitado y realizando contratos millonarios con obras sociales y sindicatos.
¿Cómo estamos hoy?, simple de explicar, y como era previsible; los empresarios, la mayoría médicos que vivieron de los colegas todos estos años y los no médicos, invirtieron en monstruos edificios, convirtiendo a la salud privada en grandes centros de confort con baja calidad medica, engañando a la gente con tecnología y cobrando por esa aparato logia como si estuviéramos en Estados Unidos, haciendo negocio con empresas de emergencias pre hospitalarias no capacitadas para una atención en domicilio o vía publica y haciendo creer a la gente, que con un electrocardiograma en domicilio cura su enfermedad y pagando con creses el capricho público.
Los más capaces han emigrado o trabajamos en hospitales públicos, sosteniendo un sistema que ya no da para más.
El SAME, a mi entender, el sistema de emergencias pre hospitalario más capacitado del mundo, trabaja como puede para satisfacer la demanda del que no puede pagar y (el que también puede), el dineral que le pide una prepaga, y el hospital público, tan deteriorado por falta de presupuesto, con los mejores profesionales y con bajos sueldos.
¿Cómo se arregla este desastre?, también es simple de explicar, pero un poco más complicado de realizar.
Lo que se deberá hacer es colocar un medico sanitarista en la función de ministro, lo digo en función a su capacidad operativa. Con presupuesto suficiente y voluntad política presidencial para su solución.
Derogar la ley de colegiación medica en la provincia de Buenos Aires, ya que no cumplen función alguna, favoreciendo la corrupción del sistema.
Los médicos deberían trabajar con matricula nacional solamente, sin la matricula provincial, que se paga anualmente, no cumpliendo función. Y la caja de previsión social y seguro medico, también es inútil y no queda claro para que sirve.
Restringir la entrada al país, de médicos de dudosa procedencia, de universidades no locales.
Aumentar el cupo de residencias médicas, para capacitación médica a todos los colegas recién recibidos, favoreciendo así, la excelencia que alguna vez tuvimos.
Aumentar el sueldo medico, acorde con la capacidad, función y experiencia.
Lo más importante en salud, es la inversión en educación médica, ya que tenemos la Universidad de Buenos Aires, que a mí entender, debería ser líder mundial en educación.
Dr. Jose L. Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

IsaNora dijo...

Hola Telerman,

Me hubiera gustado votar por tu cultura pero estaba en Paris. Ahora vivo en BsAs, sera para la proxima ...
Te felicito por tu recorrido desde la Embajada en Paris,
segui con tus conversaciones, la inteligencia nunca aburre!
Saludos, Isabel

Dr. Senlle dijo...

SALTANDO PELDAÑOS

“Tanto Miguens como De Angelis, serian bienvenidos a nuestro partido. Me encantaría que Luciano, pudiera capitalizar todo lo que aprendió durante el conflicto agrario y le haremos una invitación concreta apenas termine su mandato en la rural”, palabras del diputado provincial Jorge Macri.
El PRO, partido del jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, trata de llevar para su molino, a dos de los ganadores de la guerra K contra el campo, para las elecciones legislativas del 2009, ofreciendo a Miguens el cargo de diputado nacional por Buenos Aires, y a Alfredo De Angelis, como diputado nacional por Entre Ríos.
Con éste ofrecimiento, Macri, ve una posible ganancia, de la provincia de Buenos Aires y Entre Ríos, para las presidenciales del 2011, pero lo que no ve, es que estas dos provincias no se ganan solamente con candidatos, se ganan con gestión y la pata más importante dentro de un partido, el peronismo.
La gestión en la ciudad de Buenos Aires, pasados ya nueve meses, todavía no se nota, lo único que ha sucedido, fue el aumento de impuestos y emparchar algunas calles.
Lo que el PRO, está tratando de hacer, es subir una escalera, saltando peldaños, con el riesgo de tropezar y caer.
Si los candidatos del campo, aceptan el ofrecimiento, perderán la confianza del pueblo que los apoyó; y espero se den cuenta que el pueblo Argentino, no es estúpido, que se ha logrado cierta madurez política para ver las trampas.

Dr. J. L. senlle
www.jsenlle.blogspot.com

Nuestra Historia dijo...

Compañero Jorge Telerman, es muy grato para mi poder compartir un espacio en el cual poder ver sus comentarios, tanto de interés general como los temas que nos preocupan de nuestra querida ciudad, tuve el placer de acompañarlo en los últimos meses de su gestión como Director General.
Quedo a su disposición para discutir y acompañar futuros proyectos para nuestra ciudad y lo invito a que vea mi blog.
Un gran abrazo
Gabriel Alejandro Filippi
www.historiadelperonismo.blogspot.com

Dr. Senlle dijo...

Estimado Jorge: ACTITUD PERONISTA, me gusto, siguimos trabajando.

www.fucilandia.com.ar dijo...

Buen blog Don Jorge, aquí dejo mi impronta

Un saludo

Anónimo dijo...

No aceptes nada de los Kirchner. Jorge, te queremos en el 2009 en la legislatura con un nuevo peronismo.
Fernando

Dr. Senlle dijo...

Jorge: Una pregunta, ¿cuando asume Macri?

dr senlle dijo...

ASUMIO?


La gran ansiedad que tenemos los argentinos por conseguir a un líder opositor para las legislativas del 2009, nos hace ver a líderes que no son líderes.
La ciudad de Buenos Aires, sin liderazgo político claro, es un ejemplo.
Hay dos encuestas de la provincia de buenos aires, obviamente mandadas por el gobierno porteño, que señalan a Macri, como el gran opositor.
El gobierno de Macri, todavía cree que los Argentinos somos estúpidos, que no hemos crecido.
En lugar de realizar encuestas que sirven, solamente para alimentar su ego, debería ocuparse de la ciudad que gobierna.
El plan de bacheo que está realizando, produce un caos de transito por el corte sistemático de calles. En la comuna 6, ya no se puede transitar.
Los maestros: con paros todas las semanas, por reclamos salariales; o con escuelas tomadas por alumnos por falta de infraestructuras o solicitud de becas.
Los médicos: con paro en los hospitales, por reclamos salariales y por falta de insumos.
Los centros de gestión y participación, nunca fueron centros, ni de gestión, ni de participación, siempre han demostrado su incompetencia. Los directores generales se manejan con soberbia e impunidad.
Los empleados municipales trabajan sin los recursos necesarios para su desempeño.
El sindicato único de empleados municipales, se encuentra intervenido desde el principio de la gestión, sin lograr su normalización y aún con una corrupción atroz.
Lo que habría que hacer: acercarse a la gente, para ver lo que necesita, trabajando con humildad y esmero, teniendo empatía por los demás.
Menos encuestas y trabajar más.
Realizar un plan de bacheo, acorde con la opinión de los transportistas públicos.
Dar a los maestros, alumnos, médicos y empleados municipales; lo que necesitan para trabajar.
Normalizar el sindicato de trabajadores municipales.
Me pregunto ¿asumió Macri?
Dr. J. L. Senlle www.jsenlle.blogspot.com

Anónimo dijo...

Telerman:Leí en lanacion.com que Kirchner te quiere como candidato. NO ACEPTES,se caen. Habla con Duhalde.
Un peronista

San Fer Joven dijo...

Sr. Telerman:
SOmos de la Dirección de Cultura de la Municipalidad de San Fernando, queremos contactarlo para invitarlo a dictar una charla/conferencia en nuestra ciudad. Usted estuvo con nuestro intendente el Congreso Pcial de Cultura. Esperamos su correo culturasanfer@arnet.com.ar o cultura@sanfernando.gov.ar le agradezco desde ya.
Atte

Cecilia Cavallo
Dirección de Cultura
Municipalidad de San Fernando

Dr Senlle dijo...

DISPARATE EN SALUD

Mientras el procurador general de la ciudad, Pablo Tonelli, dice “demandaremos a todos los que perjudiquen los intereses de la ciudad”. El jefe de gobierno, Macri, adoctrina a sus funcionarios en contra de la inercia.
La desidia, la inoperancia, y la irresponsabilidad, gobiernan la ciudad.
Hablando con un director de un importante ministerio del gobierno, me confirma la gran ingobernabilidad que impera en varias aéreas.
En salud, ya no se puede trabajar: la falta de insumos hospitalarios es muy importante, nunca vista, en 12 años de carrera municipal.
Las ambulancias de SAME, totalmente destrozadas, con espejos colgando de cinta hospitalaria, sin mantenimiento alguno.
Van sacando ambulancias, las llevan al taller y nunca las reponen al hospital. Faltan aproximadamente 50 móviles de emergencias pre hospitalarias en toda la capital y encima se le ocurre realizar un simulacro de evacuación, recargando el trabajo de todos los hospitales.
Hoy la ciudad, no está preparada, ni para un cuarto de Cromañón.
Están dejando a la ciudad sin salud pública, y el jefe de gobierno, demuestra su desinterés e inercia para gobernar.
Como solución a este DISPARATE en salud, recomiendo:
Poner gente idónea en el ministerio.
Aumento de mantenimiento del parque automotor.
Aumentar los insumos hospitalarios.

Dr. José Luis Senlle
www.jsenlle.blogspot.com

Anónimo dijo...

Actitud Porteña te dije... Actitud Porteña!
Pardiez

pablo benjamin dijo...

hola señor....soy pablo arroyo de catamarca y tengo 16 años...
realmente de politica nose mucho, pero estoy invetigando porque me gusto...a mi papa tambien le gusta y parace que me lo heredo...y la politica tambien me interesa mucho...me gustaria que podamos ablar por mail...nose si es posible, por las dudas aca le dejo mi mail: arroyopablobenjamin@gmail.com
un abraso y mucha suerte

Dra. Ruth dijo...

no postea más? justo ahora que se que existe y quería decirle tantas cosas que no pude antes? qué pena. lo admiro por su manejo en los medios, y por su altura para responder agravios, y por su carisma para con la gente, que hace que los que se creen "vivos" abusen de esa cualidad suya para desubicarse.
bueno, pasaré cada tanto a ver si vuelve a escribir algo.
un gran saludo

Yumi dijo...

Me parece bien que utilices este medio mas que masivo. Los demás políticos podrían darle un gran uso, sin abuso, obviamente.

Saludos.
www.yo-yumi.blogspot.com

LINIERS,"EL BARRIO QUE NO QUIERO" dijo...

Invitamos a participar de la campaña de lucha contra la pornografía infantil en internet. Encontrarás el logo para poner en tu blog en el nuestro cuyo link es: http://liniersasinotequeremos.blogspot.com
Hagamos algo entre todos para combatir este terrible mal. Gracias. El equipo del blog.

ManuK dijo...

Jorge:

Leí hoy en La Nación el reportaje que te hicieron, para empezar te felicito por volver a la política. Es algo que todos los peronistas de Capital estábamos esperando, ya que tenemos muy pocos tirando a ningún referente en este distrito.

Si vas a perfilarte como candidato el año que viene, te recomiendo que sigas trabajando en este blog y empieces a difundirlo, porque aunque no creas esto de los blogs alcanzó una difusión inesperada. Si querés fijate en www.rambletamble.blogspot.com o en labarbarie.com.ar, hay blogs de política peroncha que están teniendo 1500 visitas por día!

www.anarkoperonismo.blogspot.com te apoya y te quiere en la boleta como diputado el año que viene, y si es necesario va a militar activamente por tu candidatura.

Un abrazo Peronista, ManuK.

Guillermo. dijo...

Señor telerman, sinceramente lo admiro como jefe de gobierno, me parece que se intereso en cosas importantes durnate la gestion de la cual estuvo a cargo pero verlo junto al ex presidente nestor kirchner me parecio una idea muy mala a mi parecer, siendo por lo mucho que leo en muchos lugares una de las personas con las cuales no deberia juntarse salvo que quiero ser un lacayo, un che pibe o un perrito faldero.

yo quiero al telerman que goberno la ciudad y no un titere K.

Mr. Sometimes dijo...

Jorge, me arrepiento de votarte. Pero mucho me arrepiento. Yo te saludé en una esquina de palermo agradeciendote por Tom Waits y me fui orgulloso de mi ex intendente. Pero no, solo usaste tu excelente pluma y lengua para hacerte un lugar y venderte al mejor postor. Se que las próximas elecciones te van a encontrar al lado de Crisistina.
Y yo voy a ser tu opositor, con cada uno que hable.

Jorge Telerman dijo...

Estimado Mr Sometimes,
Además de caerme bien por tu amor a Tom Wait, me apena que los falsos rumores u operaciones periodísticas te hayan producido tamaña decepción sobre mí. Te aseguro, como dije en una entrevista en La Nación hace unos pocos días, que en ningún caso seré candidato del gobierno nacional en las próximas elecciones.
Ya hable y expliqué tantas veces el asunto, que ojalá se acaben las dudas al respecto.
Si la decepción era solo por ese motivo, podés estar tranquilo.

Jorge Telerman dijo...

Perdón, quise decir Tom Waits.